Madrid, 6-3-2005 
La izquierda en la prensa

Manifiesto fundacional


Este texto fue escrito cuando se pretendía que El Piquete Digital (EPD) fuese una
publicación digital de caracter informativo. Actualmente, cuando EPD se ha quedado
en unos foros de opinión, este manifiesto no tiene otro interés que el histórico. Lo
mantenemos publicado por la indudable inquietud que nuestra publicación
suscita entre las de la competencia y porque, no lo dudamos, algún estudioso
de la historia del periodismo considerará útil su consulta en un futuro que se
nos antoja más cercano que lejano. Ello, además, de por el propio placer de
leernos a nosotros mismos.

¿Recuerdan ustedes el Shinbone Star? Dutton Peabody, animado por el joven abogado Ransom Stoddard, que años más tarde llegaría a ser senador de los Estados Unidos, utiliza su pequeño periódico, el Shinbone Star, para resistir la presión de los ganaderos, que eran contrarios a la extensión de la Unión, y no querían que el territorio en el que se desarrolla la acción y que controlaban ellos con mano de hierro, se convirtiera en Estado. Para ello, boicotean las elecciones, apalean a los granjeros y a los colonos, que representan a la Unión. El encargado de ello es el malvado Liberty Valance. Es la lucha de la barbarie contra la civilización.

Como pueden ustedes ver, es algo parecido a lo que ocurre estos días en España y en Europa, pero al revés. Si el Shinbone Star tuvo que luchar contra los que no querían la extensión de la democracia, EL PIQUETE DIGITAL declara la guerra a los que subrepticiamente y bajo la excusa de la modernidad quieren dejarla sólo en un mínimo esqueleto electoral. Porque la democracia no consiste sólo en las instituciones representativas y el voto regular. La democracia gana a lo largo del siglo XIX, gracias a las luchas de la izquierda obrera, un contenido político y, sobre todo, social al que no estamos dispuestos a renunciar. Dutton Peabody & Co. es la sociedad virtual que se ha decidido a colaborar en esta sin duda arriesgada andadura a través de EL PIQUETE DIGITAL.

EL PIQUETE DIGITAL nace con la vocación de ser un medio de comunicación en el que tengan cabida aquellas informaciones que no suelen entrar en los medios convencionales, y no por su escasa relevancia, sino porque ponen en evidencia ese objetivo político al que parece que se han entregado los conservadores europeos y buena parte de los socialistas, de desmantelar el Estado del Bienestar, que es la forma que ha adoptado la democracia a lo largo del siglo XX y que, lejos de ser anulado, debe convertirse en el punto de partida para una profundización aún mayor de la democracia que permita a quienes vivan cien años más tarde alcanzar cotas de bienestar y libertad impensables hoy, es decir que les permita dar un paso más en el largo y duro camino de la prehistoria a la historia de la humanidad

En lo formal y en lo ideológico (que es también formal: somos marxistas) EL PIQUETE DIGITAL no quiere diferenciarse de otros periódicos: como nuestro referente, el Shinbone Star, como El Pais, como El Mundo, como el ABC, como La Razón, incluso, tenemos intereses políticos, y como ellos no los ocultamos. Y en el corto espacio de tiempo que media entre este intenso y romántico instante fundacional y el sin duda más cercano que lejano momento en el que Dutton Peabody &Co. desbanque a los actuales magnates editoriales españoles, no tendremos intereses económicos en esta aventura, y por lo tanto, seremos relativamente libres e independientes del gran capital. Cuando El Corte Inglés, el BBVA o el SCH quieran anunciarse en nuestras pantallas, los recibiremos con los brazos abiertos y nos pondremos a su servicio, como todo el mundo. Entre tanto, estaremos escuchando el trueno de la razón en marcha junto con los parias de la tierra y la famélica legión. Juntos, pero no revueltos

Conocemos las técnicas periodísticas y todo aquello que publiquemos estará convenientemente contrastado; diferenciaremos claramente la opinión de la información y trataremos de no dar gato por liebre. Sin embargo, nos encuadramos claramente en el campo de la contrainformación, desde el momento en que no nos proponemos contar las cosas que cuentan nuestros ilustres competidores, sino que queremos contar aquello que ellos no quieren que se sepa.

Si no lo han hecho hasta ahora, ustedes se preguntarán: "pobrecillos, ¿quienes son?". Pues se lo vamos a decir. El padre de la criatura es Ricardo J. Royo-Villanova y Martín, periodista de oficio durante 13 años y licenciado desde hace dos, ex presidiario y aspirante al trono de Navarra por la rama de los Enciso; la madre es Enrique P. Mesa García, profesor de Filosofía, y como el anterior, de caracter extremadamente egocéntrico y narcisista, por lo que en breve aparecerán sus fotografías en esta sección. Las acciones de Dutton Peabody & Co. están todas ellas en manos de Royo-Villanova, que graciosamente ha cedido el 49% de los votos en lo que a la línea editorial se refiere a Mesa.

¡Que no nos pase nada!, o, como rezaba la cabecera de aquella gran revista que lo fue, "Götterdämerung cornick no, en cristiano Liberación Sefardí a sueldo de Moscu": "Nunca acabaremos artos" (sin hache).

Madrid, 23 de junio de 2002